Defensores de los animales recusan al juez Vázquez Taín porque su padre tenía una granja de explotación animal.

En rueda de prensa realizada hoy martes 20 de diciembre en Santiago de Compostela, los activistas por los derechos animales detenidos el pasado 22 de junio, han presentado la recusación al juez Vázquez Taín que instruye el caso. Tras aceptar la Audiencia Provincial el recurso de apelación de los abogados de los defensores de los animales  el pasado 4 de Noviembre, en el que se solicitaba el levantamiento del secreto de sumario, éste fue abierto el pasado 28 de noviembre. Tras haber accedido a él, se presenta la recusación del juez Vázquez Taín, ya que el mismo ha demostrado interés directo en la causa. Esto se fundamenta principalmente en dos momentos:

  • En el curso de la primera declaración de la imputada Olaia Freiría Mato el día 24 de Junio de 2011, el Sr. Magistrado hace el siguiente comentario: “Sí, las granjas de visones se suelen dejar la puerta abierta, es decir…, mi padre tuvo una granja y como fue lo que nos dio de comer a todos y éramos seis hermanos, pues claro, la dejaba siempre abierta, porque no pasaba nada,…” (Minuto 38:02 de la grabación en vídeo y audio de la declaración, obrante en las actuaciones)
  • En declaraciones a la agencia de noticias Europa Press, efectuadas el 23 de junio de 2011, tras la detención y puesta en prisión provisional de tres de los doce imputados, el Magistrado confirma el calificativo de “ecoterrorismo” aplicado a las acciones de los imputados y manifiesta “esto no es ecología, causan terror, y algunas explotaciones se han visto obligadas a cerrar a raíz de todas estas acciones”. Estas declaraciones, tildando de terrorismo los hechos objeto de proceso, que tuvieron amplia repercusión mediática a nivel estatal, son muy graves, ya que no responden a la realidad procesal, y es una actuación inaceptable, pues el juez tiene la obligación constitucional de velar por el respeto a los derechos fundamentales de los imputados, sobre todo cuando en aquel momento la causa permanecía secreta.

Eladio y Olaia en la rueda de prensa en Galicia

En la rueda de prensa expusimos la recusación al Juez Vázquez Taín por estos motivos y hablamos de las cuestiones relativas al sumario, en las que se pone de manifiesto  las irregularidades cometidas en este proceso, que nos ha llevado también a pedir la anulación de autos por violaciones claras de los derechos fundamentales de los imputados. La Audiencia Provincial ya revocó una decisión del juez Vázquez Taín, cuando, tras las detenciones practicadas, se dictó prisión provisional para tres de los detenidos. Dicha medida fue recurrida ante la Audiencia Provincial, la cual estimó el recurso presentado por los abogados de la defensa y puso en libertad a los activistas. En el Auto de la Audiencia Provincial que ordenaba la puesta en libertad de los activistas se indicaba que “no concurre ninguno de los fines que constitucional y legalmente justifican la prisión provisional”.

Nos encontramos ante unos hechos gravísimos, en los que el juez Vázquez Taín  está instruyendo un caso en el que tiene interés directo, y en el que ha manifestado públicamente su posicionamiento contra los imputados, quedando en evidencia la falta de garantías para un proceso justo para los activistas. Esto también queda reflejado en la actitud del juez, que puede verse en el sumario, al permitir una investigación delirante llena de incongruencias.

Este caso, iniciado con las detenciones y registros en los domicilios de los activistas de las organizaciones Igualdad Animal y Equanimal en Madrid, Asturias, Bizkaia y Galicia el pasado 22 de junio de 2011 –siendo los detenidos acusados de delitos contra el medio ambiente, desorden público, revelación de secretos y asociación ilícita– se ha convertido en un escándalo internacional movilizando a centenares de personas de todo el mundo que se han manifestado en solidaridad en más de 25 países hasta el momento.

Como venimos denunciando desde Igualdad Animal y Equanimal, nos encontramos ante un proceso de criminalización del movimiento de derechos animales, impulsado por industrias de explotación animal, como la cazadora y la peletera (son acusaciones particulares en este caso), que pretenden frenar el activismo de concienciación que está provocando un cada vez mayor rechazo social a estas industrias, que ven en juego sus intereses económicos en seguir explotando a los animales y su interés en continuar manteniendo ocultas sus prácticas a la sociedad.

CONTACTOS DE MEDIOS

Olaia Freiría  Tel: 

Javier Moreno  Tel: